lunes, 4 de abril de 2011

COMO SE PREVIENE?

  • Acepta y valora a la persona como es, tanto en lo relativo al físico, como a su personalidad.
  • Comprende que lo más importante no es el aspecto físico.
  • Practica hábitos alimenticios saludables.
  • Aprende a elegir los alimentos frescos y naturales, en lugar de aquellos ricos en grasas saturadas.
  • No estés pendiente de tu peso.
  • Si necesitas hacer dieta, primero recurre a tus padres o alguien de tu confianza para que te acompañe a un médico que te ayudará a perder peso en forma sana.
  • No te dejes llevar por lo que ves en las publicidades, internet, etc, muchas de las modelos que desfilan o realizan fotos, padecen de trastornos de la alimentación. La delgadez extrema no es sinónimo de perfección y salud.
  • Si alguna amiga o amigo te da o recomienda laxantes o diuréticos, no los aceptes, estos pueden producirte problemas de salud. Sólo el médico es el autorizado a recetártelos.
  • Habla con un adulto sobre tus miedos y preocupaciones.
Pautas a tener en cuenta por la familia
  • Escucha lo que tu hija/o te dice. Dale importancia a sus comentarios, sobre todo si comenta algo relativo a su aspecto físico, como que está gorda, que se ve fea, etc.
  • Ayúdala a que se acepte como es, a que se valore y levante su autoestima.
  • Presta atención a su conducta alimentaria, si no quiere comer o compartir la comida familiar, si pierde peso en forma exagerada, si practica excesivo ejercicio físico, sobre todo después de comer, etc.
  • Presta atención a si ha dejado de menstruar o se vuelve muy irregular.
  • Si tu hija o tu hijo son obsesivos y perfeccionistas, debes hablar con ellos sobre este tema. Esta suele ser una característica que puede trasladarse también al aspecto físico.
  • Habla con tus hijos sobre este tema, sobre lo que significa ser anoréxico y cuáles son las consecuencias de este padecimiento.
  • Si tu hija está en sobrepeso y es un tema que le preocupa, acompáñala al médico para que pueda perder peso de una forma responsable.
  • Si notas algún comportamiento que te llama la atención, no dudes en recurrir a un especialista.
La prevención es la mejor y más importante herramienta que existe para evitar consecuencias indeseables derivadas de un trastorno de la alimentación como es la anorexia nerviosa y para lograrla es necesaria la información.
Recuerda
  • Si eres adolescente valórate como eres, ten presente que eres un ser único e irrepetible.
  • Si eres padre escucha, acompaña a tu hija/o en su crecimiento tanto físico y psíquico como emocional.
  • Es importante recurrir al médico ante cualquier duda o inquietud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada